Reseñas Reseñas Por autor Reseñas por Titulo

jueves, 19 de mayo de 2011

Cuento: “La Decisión de un Androide”

Bueno, de antemano, esto de escribir no es algo que realice muy a menudo. Pero lo hice porque estaba leyendo varios libros de ciencia ficción en ese momento y me tope con que en la universidad en la que estudié, en ese momento estaban realizando un concurso de cuentos de ciencia ficción. Si bien mi libro no fue mencionado en los ganadores o finalistas, ni nada por el estilo, me quedé con el cuento, debido a que fue algo que creé y que aunque llevo mucho tiempo que no lo leo, creo que tal vez compartirlo con algunos otros lectores y escuchar opiniones no me caería mal (ya que sólo unos cuantos amigos míos lo han leído y creo que por el hecho de que son muy amigos míos me dieron buenas críticas). Nuevamente, he notado que tiene muchos errores de todo tipo, pero ya no quise arreglarlos, para así recordar como lo escribí originalmente.

Saludos!!! espero les agrade (es de 20 páginas a doble espacio, para que no se asusten, no esta tan largo como parece)

“La Decisión de un Androide”

¡Buuum!

Fue lo primero que escuché, toda la plataforma se agitó violentamente, el ruido era atronador. Tan rápido como pude me incorporé. Tomé mi arma que se encontraba sobre un estante unido a mi cámara de de recarga. Drillen ya estaba frente a mi cuando estaba por llamarle.

-¿Qué demonios fue eso?- me preguntó

-No se- le contesté- pero no puede ser nada bueno-

-Mierda - espetó, y luego añadió- ¿Donde están Seha y Gitt?-

-No lo se… - Y otra grande explosión en el fondo ahogo lo que estaba diciendo, seguida de otra nueva sacudida, que casi nos hace caer.

Luego le siguió una voz mecánica por los altavoces de la nave:

“Sistema de compresión averiado, sistema de compresión averiado. Toda la tripulación deberá abandonar la estación lo más pronto posible. Todas las cápsulas de escape están en los hangares de los subniveles 3 al 15.”

Otro ¡BAAANG!

Y entonces el altavoz comenzó a dar nuevas indicaciones:

“Corrección, por favor, utilicen los escapes 3 al 7. Los escapes 3 al 7. Estamos recibiendo fuego, impactos de naves enemigas no identificadas. Por favor, evacuen lo más pronto posible, el núcleo pierde estabilidad, se calcula que estallará en menos de 30 minutos, treinta minutos. La explosión destruirá todo lo que resta de la estación.”

-¡Mierda!- masculló Drillen – No puede ser cierto, por que coño querrían derribar esta jodida estación.-

-No se, y francamente no me importa, lo mejor es que busquemos a los gemelos y a Untell lo mas pronto posible. Necesitamos largarnos de esta jodida estación-

Mi computadora interna me mostraba las áreas afectadas de la estación. No era una imagen bonita, los esquemas mostraban todos los niveles superiores destruidos. Los subniveles 3 al 25 estaban en buen estado al incorporarme, pero al haberse derrumbado los niveles superiores, se llevaron consigo a los subniveles 8 en adelante.

Bip… Bip… sonaba mi sistema de comunicaciones interno. Entonces abrí el canal:

-Aquí Delgrid-

-¿Siguen en el subnivel 1?- me preguntó Untell

-Me alegra escuchar tu voz amigo, si seguimos aquí, ¿dónde estas?- le pregunté con algo de urgencia en mi tono.

-Estaba paseando por la nave, sabes, algo que siempre hago mientras ustedes se cargan las baterías-

-Al demonio con eso- se escucharon los gruñidos de Drillen, quien se acababa de incorporar al canal de audio- ¿Dónde carajos te encuentras? ¿Y sabes dónde coño se encuentran los gemelos? No aparecen en mi radar.

-No Drillen, no se donde se encuentran, pero ahora me estoy tratando de poner en comunicación con ellos- le contestó Untell en un tono muy serio.

La estación se volvió inestable, y ahora todo se comenzó a derrumbar. Todas las plataformas comenzaron a vibrar de manera constante. Al fondo la alarma continuaba urgiendo a toda la tripulación que evacuara lo más rápido posible. El ruido era ensordecedor.

-Nos alcanzas en la nave Untell, vamos a tratar de comunicarnos con los gemelos en el camino, pero debemos alcanzar la nave antes de que todo esto se colapse sobre si- hablé lo más tranquilo que pude, pero honestamente mis circuitos brincaban aceleradamente. Mi programa de supervivencia me obligaba a largarme lo más pronto posible de esa estación.

-Entendido compañero Del, ahí nos reuniremos. Mantendré los ojos abiertos por si me topo con Seha y Gitt- cortó la comunicación, y Drillen y yo comenzamos nuestro trayecto hacia la nave.

Se escuchaba el crujir del metal por todas partes, estaban cayendo vigas al por mayor. Todo era un enorme caos, veía los planos de la estación y buscaba la ruta mas corta para llegar a nuestra nave, pero todo se veía tan diferente. Faltaban accesos, puentes que habían caído y ahora debíamos brincar grandes distancias entre plataforma y plataforma.

Nos topábamos con escombros por todas partes, nos dirigimos por una plataforma que se estaba venciendo. El piso de metal se estaba cayendo a pedazos bajo nuestros pies, las paredes vibraban, el techo se colapsaba, el ruido era atronador, y si no es por nuestra visión infrarroja, no hubiéramos podido salir de ahí jamás.

Llegamos al siguiente subnivel, y subimos unas escaleras interminables. Una ves allí, nos topamos con un conducto pequeño, que aparentemente nos llevaría al subnivel donde nos podríamos conducir hacia el hangar en el cual se encontraba nuestra nave. El conducto en el que nos encontrábamos estaba cubierto de paredes bastante gruesas y su techo era muy bajo, dando una impresión de confinamiento. Era muy angosto y casi todas las puertas que se encontraban en el estaban reforzadas. Así que nos movimos lo más rápido posible, lo último que querríamos era quedarnos encerrados dentro.

Para nuestra mala suerte, la puerta que necesitábamos utilizar, estaba cerrada. Intenté abrirla utilizando claves que se sobreponían a las órdenes del computador de la estación, pero ni así se abría la maldita puerta. Así que me desesperé y comencé a tirar de la puerta con todas mis fuerzas. Pero desgraciadamente la puerta seguía sin ceder un milímetro, así que Drillen se unió a mis esfuerzos, pero aun así, solo pudimos abrir la puerta unos centímetros. Drillen estaba al borde de la locura, se le notaba en sus gestos. Vi como bruscamente su brazo derecho comenzó a girar, y cambio a modalidad arma de láser. Drillen dio unos cuantos disparos a la puerta, y luego para terminarla, le dio un empellón con toda su fuerza. La puerta salió disparada hacia el lado contrario, y Drillen y yo pudimos seguir con nuestro camino.

Una vez que llegamos a nuestra nave, intente comunicarme con los gemelos. Mas sin embargo, seguían sin contestar en ninguna de las líneas de sus sistemas de comunicación.

- Sigo sin poderme comunicar con gemelos- le dije a Drillen

- Mierda, si no nos vamos ya, vamos a terminar esparcidos por el espacio-

Se abrió un canal en mi sistema de comunicación – Del, ya estoy cerca de la nave, ¿alguna novedad de los gemelos?-

-Negativo Untell, sigo sin poder contactarlos-

-Comienza a calentar la nave, necesitamos habernos esfumado ayer- rezongó Delgrid

Entramos en la nave, subí al puente de mando. Encendí todos los sistemas, y comencé a calentar los motores. Ingresé a las cámaras exteriores del computador de la estación, mediante los canales seguros de esta. Me quede helado de ira, esos desgraciados estaban destruyendo las naves que salían de la estación, así como las cápsulas de escape. Porque demonios harían algo así, estábamos en una zona neutral, no debían actuar de esta manera.

-Hijos de perra- masculló Drillen- seguro son Cyborgs-

Yo no quería contradecirlo, pero Drillen tenía razón, probablemente lo eran. Pero en lugar de especular verifiqué los lectores del los núcleos de energía. Listo, ya estaban cargados, los motores estaban calientes, y ya podíamos evacuar la estación.

-¿Qué rayos esta deteniéndolos? – preguntó con voz desesperada Drillen, y en eso entró en el puente Untell.

-No quiero ser el portador de las malas noticias, pero todos estos hangares se están derrumbando- y justo después de decirnos eso, la nave comenzó a tambalearse

-Todavía no tenemos noticias de los gemelos…- comencé a decir, pero la nave se comenzó a sacudir excesivamente.

-Maldición, tendremos que irnos sin ellos- gritó con tono exasperado Drillen

Y Drillen tenía razón, si nos quedamos un momento más, la nave quedaría atrapada en el hangar, o sufriría daños que nos impedirían nuestro escape. Odiaba la idea de tener que dejar a nuestros amigos, pero no teníamos alternativas. Untell inclinó un poco su cabeza en señal de asentimiento, entonces con una sensación de frustración pulse los comandos adecuados y la nave se liberó del hangar.

6 semanas después

Seguía sin poder superarlo, perder a un amigo siempre es algo doloroso, sobretodo cuando llevas años conviviendo con ellos. No son los primeros amigos que pierdo, pero eran Seha y Gitt. Ellos eran especiales, siempre estaban haciendo de las suyas, y eran bastante agradables para estar constituidos de materia orgánica. De hecho, si no fuera por ellos, nosotros nunca abríamos conformado la unidad que habíamos llegado a formar. Dos robots, un androide y dos clones. Lamentablemente ahora ya no contaríamos con los gemelos, y sería algo muy difícil de superar, si es que algún día lo podía superar.

Aunque soy un robot anticuado, muchas de las modificaciones que me hizo Untell, no habrían servido sin los programas creados por los gemelos. Casi todo el software que corría por mis circuitos había sido programado por ellos, y por ello les tenía tanta estima, sin ellos yo ya sería obsoleto y seguro, chatarra comprimida, de esa que flota en las inmensidades del espacio. Gracias a ellos contaba ahora con un programa de personalidad, así como un ordenador autónomo.

-Que descansen en paz amigos…- murmuré al espacio. No creo que jamás valla a tenerle tanto aprecio y respeto a algún ser orgánico. Y jamás podre olvidarlos.

Caminé un poco, me acerque a la pantalla que mostraba el exterior de la nave. Sólo se observaban muchas estrellas lejanas.

-Trip, trip, blip, blip – Se escuchaba levemente

- Tlic, clic, clic, clic- nuevamente esos tenues ruidos

-Trip, trip, clic, blip, clic, blip- esos ruidos desagradables me regresaron al presente. Todos esos sonidos venían del procesador principal de Drillen, quien se encontraba en su cámara de recarga. Su procesador aunque uno moderno, era uno muy cuadrado, aunado con la programación de máquina de guerra, y eso convertía a Drillen en un robot altamente violento y que siempre optaba por soluciones en las que las explosiones eran la opción más factible. Era un robot hecho para la guerra, tenía muchas armas integradas a diferencia de mí, y aparte siempre cargaba con un mini CEUC (Cañón de Energía Ultra Comprimida). Lo cual lo convertía en una pequeña armada por si mismo.

-¿No crees que es muy arriesgado lo de invadir esa estación minera con tan pocos miembros?- me preguntó Untell, sacándome de mis pensamientos.

- ¿Acaso no siempre tomamos riesgos?- le contesté

- Si, pero tal ves la misión pudiera aplazarse un poco, en lo que trazamos un mejor plan, uno en el que no existan tantas variables-

- Si tal ves, pero ahora tienen a su armada en el frente, así que la estación esta vulnerable, por eso es que aunque el plan es algo arriesgado, vale la pena intentarlo-

- Bueno, entonces que así sea- me contestó en un tono de resignación, y lo noté algo distanciado, como que tenía algo mas que quería decirme. Pero sí, tenía razón, era arriesgado lo que íbamos a realizar, pero si lo lográbamos, podríamos obtener información de un computador central de los Cyborgs, y dicha información era valiosa, contendría desde avances tecnológicos, hasta planes estratégicos. Además no se diga, que si eliminábamos la estación minera, sería aunque pequeño, un golpe para su obtención de recursos para su construcción de naves.

Los humanos que creyeron mejorarse a si mismos al transformarse en parte máquinas, para así dar a los primeros Cyborgs, cometieron un grave error al ceder su individualidad y ponerse a las disposiciones de un único superordenador, dando así a lo que son actualmente los Cyborgs. Ya que ese superordenador continúo haciendo lo que sus creadores siempre habían hecho: La guerra. La guerra contra lo que era diferente a él. Inicialmente los humanos fueron su objetivo, a lo que los Androides, los Robots y los Clones se opusieron, por lo que al aniquilar a los humanos, la guerra continúo contra los demás.

La gran desventaja que teníamos en esta guerra, era que los Cyborgs constituían un conglomerado, y nosotros no. Los Robots y los Androides estábamos divididos entre diferentes facciones controladas por numerosos ordenadores. Los múltiples ordenadores tenían ideales diferentes, por lo que los robots, así como los androides pelaban entre ellos, y no solo me refiero entre androides y robots, sino que había guerra entre los mismos robots, al igual que entre los androides. Existían algunos que ponían sus diferencias aparte y optaban por luchar unidos contra el enemigo más fuerte: los Cyborgs. Ya que los dos estaban siendo vencidos por ellos. También estaban los clones, pero sus números iban disminuyendo. Hoy en día era muy difícil conseguir materia orgánica para su sustento, así que se veían forzados a mantener sus números bajos. Por lo que solo de vez en cuando intervenían en la guerra.

Los Cyborgs estaban ganando terreno en todos los frentes, y por más que intentábamos no les podíamos detener. La guerra contra ellos se veía perdida cada ves más con cada día que pasaba, por eso ahora hacíamos todo lo que estaba en nuestro alcance para intentar ganar un poco de terreno. Fueron los clones los que comenzaron con estas ideas: atacarlos en lugares desprevenidos, hacerles emboscadas, destruir sus cargueros, así como cualquier estación mal protegida, o en sus naves mensajeras, en fin, todo aquello perteneciente al enemigo a lo que pudiéramos echarle mano, sin necesidad de utilizar todo un regimentó. Atacarles al azar, aunque incursiones de alto riesgo. Por lo cual se habían formado pequeños grupos de ataque, nosotros éramos uno de ellos.

En fin, nuestras órdenes consistían en robar dos naves. Una de los cyborgs y una de los robots enemigos. Con la de los robots causaríamos una distracción, y con la de los cyborgs entraríamos a la estación. De ahí tendríamos que utilizar todas nuestras habilidades para poder ingresar al computador central, y el comando del núcleo. Una vez en el núcleo, solo necesitaríamos desestabilizarlo y así podríamos escapar y ver como explotaba la estación. Claro, contando con que habríamos copiado todo el disco duro del ordenador de ella.

Dos días después.

Antes de echar a andar, recibimos una entrega de equipos nuevos, modelos recientes, lo más nuevo de lo más nuevo.

-Impresionantes- comentó Untell

- Son demasiado grandes- objetó Drillen,- nos van a estorbar.- Se le escuchaba un tono de amargura ante los nuevos Robots, y esto era porque Drillen era el Robot de combate de nuestro grupo, el siempre hacia las misiones de alto riesgo, pero ahora con estos nuevos modelos, Drillen veía competencia, y tal ves a esta competencia sería demasiado para él.

- Los modelos FGMH 23 son unidades creadas para los frentes.- Comenzó a describir el computador central a los nuevos miembros del equipo- Cuentan con un generador de campo magnético, y para las armas de gran impacto: Un dispersador de energía comprimida. Lo que si bien no es lo suficientemente resistente a un impacto de un CEUC, no quedarán totalmente inutilizados si son alcanzados por uno de ellos. Cuentan con blindajes en las zonas más probables de recibir impactos, las aéreas altas. Solo su aparato locomotor carece de ellas, y esto es para no perder movilidad. Son bastante rápidos, cosa que algunos de los modelos anteriores carecían. Pueden recibir impactos de cualquier arma, láser o incluso explosiones, solo son vulnerables a los CEUC. Tienen en la parte superior dos rifles láser de alto poder. Cuentan con un lanza explosivos de diversos tipos (magnéticos y de fuego), una metralla de láser descomprimido y para finalizar: Un CEUC de gran calibre.-

- Sigo creyendo que ocupan demasiado espacio, eso nos será contraproducente- continuaba objetando amargamente Drillen.

Uno de los modelos movió un poco su cuerpo, abrió un canal de comunicación y nos dio un mensaje en lenguaje primo, en el cual el robot exponía sus cualidades para la misión.

-Wauuuu, tendré que ponerme de su lado Drillen, el Gigante tiene razón, y esta muy confiado en que sus dimensiones son las adecuadas.- sabía que a Drillen no le agradaba en lo más mínimo lo que nos acababa de comunicar el robot, pero bien, el gigante había hecho su tarea, conocía los planos de la estación y estaba al corriente de que no nos encontraríamos con lugares chicos.

Drillen ya no contesto nada, se limitó a observarlo bien durante un momento, y luego se retiró del compartimiento.

El computador principal nos hizo saber que sólo faltaban 3 horas para alcanzar la nave de los cyborgs que íbamos a hurtar.

-Bien, ¿listos?- y comencé a dar instrucciones a toda la tripulación, éramos unos 26 robots (6 de los Gigantes) y un solo androide (Untell), de los cuales 21 entraríamos a la nave enemiga. Cada uno ya conocía sus indicaciones, cada uno procedería como ya se había planeado, pero siempre se nos pedía que realizáramos un último análisis de nuestros sistemas internos, ya que podrían haber fallas internas, y si así era, sí alguno de nuestros procesadores encontraba una falla, entonces ese robot no podría continuar con la misión y tendríamos que remplazarlo con alguno de los otros robots que no formaban parte de la misión de manera activa.

Contábamos con un nuevo sistema que permitía a nuestra nave pasar unos momentos desapercibida ante los radares del enemigo, este nuevo sistema apenas los estábamos poniendo en marcha, por lo que esperábamos tomar de sorpresa a la nave enemiga.

Cuando la nave enemiga estuvo lo suficientemente cerca, la atacamos con un pulso magnético, el cual paralizo todos sus motores y la dejó a susceptible a ser abordada por nosotros. La primera fase de la misión fue un éxito, nuestro sistema de antirradar funcionó.

La nave enemiga era 4 veces mas grande que la nuestra, por lo que sabíamos que tendría mayor cantidad de tripulación que nosotros, pero aun así contábamos que el impulso magnético paralizara al computador central, dejando así a todas la unidades que tripulaban la nave, en un estado de desconexión, a lo cual no estaban acostumbradas y las forzaría a actuar como unidades individuales en lugar de un conjunto, ya que de haber actuado sincronizadas podrían haber defendido fácilmente su nave de nosotros. Era un tipo de: Divide y conquista.

Una vez conectado el puente adherente, uno de los Gigantes abrió un agujero en la nave enemiga y así pudimos entrar en ella. Fui el cuarto en entrar, lo primero que encontramos fue un túnel de medianas proporciones, lo que no afectaría a los Gigantes. Los Gigantes ya habían eliminado a 2 cyborgs, al parecer habían estado pasando por esa área al abrirse el hoyo, y fueron desafortunados al estar al alcance de la mira del primer Gigante que entró.

Caminamos por el túnel, este era bastante largo y tenía muchos cables por todas partes.

-Odio a los cyborgs y sus malditos cables, siempre tienen cables, ve a tu alrededor ¡cables en todas partes!- me dijo Drillen

Todos los robots pasaron por alto el comentario, excepto aquel Gigante que anteriormente habíale contestado a Drillen. Dicho robot lanzó un mensaje a nuestro sistema de comunicación, el mensaje fue corto, pero conciso:

-¡Guarden silencio! Toda comunicación debe ser codificada y enviada por los canales seguros de comunicación pertinentes –

Untell me dirigió una mirada de asombro, ese Gigante si que tenía tuercas solidas. Nadie habríale hablado de esa manera a Drillen. No sabiendo lo que éste era capaz de hacer.

Drillen ya no hizo ningún comentario, pero vi como movía sus dos brazos, que ahora estaban en modalidad arma laser, en pequeños círculos. Ese era el tipo de ademan que hacia justo antes de entrar en acción. Lo cual sugeríame que estaba más que rabiando de ira. Afortunadamente seguimos por el pasillo sin ningún percance. Pero en cuanto alcanzamos la puerta para la siguiente cámara, ahí fue cuando las cosas se pusieron feas.

Dos rayos laser cruzaron la puerta, le pegaron al gigante que dirigía la comitiva. Los impactos no parecieron hacerle daño, el dispersador de energía pudo neutralizarlos. Pero a continuación la puerta explotó, y salió volando hacia nosotros, el destello fue tan repentino que la puerta nos impacto a varios, sólo yo caí de bruces. Drillen corrió hacia el otro lado de la puerta y comenzó un frenético ataque. Los 5 gigantes que nos acompañaban hicieron lo mismo. Yo me puse en pie, me dirigía hacia la puerta cuando uno de los gigantes salió volando hacia mí, si no es porque Untell me alcanzó a mover, ese gigante me habría derrumbado. Me asomé hacia el otro lado de la puerta, y lo que vi no me gusto para nada. Había cuatro máquinas del sistema de seguridad de la nave. Eran un poco más grandes que nuestros gigantes, de hecho una de ellas era más grande que las demás. Afortunadamente no tenían tanto blindaje como ellos. Pero aun así estaban defendiendo su nave a diestra y siniestra. Los rayos salían disparados para todas partes, era un caos total.

Uno de nuestros Gigantes obstruía la entrada, sólo se alcanzaba a ver un poco de lo que estaba sucediendo. Había demasiado jaleo. Por uno de los lados del Gigante nos hicimos paso. Solo habíamos en la cámara cuatro Gigantes, Drillen, Untell, y yo además de nuestros oponentes. Nuestros demás acompañantes se quedaron en la cámara anterior.

Cuando entré lo primero que hice fue esquivar disparos, afortunadamente los gigantes atraían la atención de las máquinas de seguridad. Una de ellas estaba siendo sujeta por un gigante, mientras otro le arrancaba todas las partes que podía. Otro gigante tenía acorralada a la otra máquina. La tercera máquina estaba esquivando disparos, brincaba de un lado a otro y continuaba disparando al gigante más cercano. La última máquina era la que había acaparado la atención de nosotros y la del gigante que obstruía la entrada. Esa máquina era más grande que las demás, y al parecer estaba mejor equipada. Levanto una estructura de unos tres metros de largo y la lanzó hacia nosotros. Untell y yo brincamos hacía los lados para esquivarla, el gigante le lanzó un explosivo de láser descomprimido y con eso destruyó el objeto. Justo después de la explosión, la máquina le disparó varios rayos láser y un explosivo comprimido. Los rayos no afectaron al gigante, pero el explosivo lo hizo retroceder varios pasos. Mientras tanto, vi como Untell estaba tratando de rodear a la máquina, así que yo comencé a disparar en contra de ella, para atraer su atención. Al recibir el primer impacto de mi láser, la máquina se lanzó en mi contra, la máquina era bastante veloz para su tamaño, lo que me tomó por sorpresa. Me hice a un lado, pero no fue suficiente. La máquina alcanzó a tomarme por una de mis extremidades inferiores, y me levantó. Vi como apuntaba con su arma en dirección a mi cabeza y me disparó varias veces a quemarropa, sus rayos atravesaron lo que era mi cráneo mecánico. Afortunadamente contamos con dos computadores, uno en el la extremidad superior (cabeza) y el otro en la zona central (pecho). Después de dispararme, me lanzó hacia un extremo de la estancia, me fuí a impactar contra uno de los muros de dicha cámara.

Como mi sistema óptico quedo destrozado, utilicé una pequeña cámara de video externa, para poder ver lo que sucedía a mí alrededor. La máquina que me dejó fuera de combate, se cubrió atrás de un pilar, ya que el gigante de la entrada estaba disparándole con todas sus armas. Y a éste se le había unido otro gigante y Drillen. Drillen estaba disparando frenéticamente, parecía desquiciado, avanzaba velozmente tratando de rodear el pilar y tener un mejor ángulo para acertar sus tiros contra la máquina enemiga. Cuando Drillen estaba casi por obtener un tiro directo contra la máquina, ésta brincó hacía él y le disparó tres veces, mas Drillen pudo esquivarlos, lo que no pudo esquivar fue el explosivo, y por ello salió volando. La máquina continúo su trayecto. Después de disparar contra Drillen, se lanzó contra el Gigante mas cercano, recibió varios impactos, pero esquivaba suficientes para no quedar inutilizada. El gigante trato de evitar su colisión, pero la máquina lanzó un explosivo hacia el suelo donde se encontraba el gigante, por lo que el gigante tuvo que moverse para no ser impactado por el explosivo, con lo que la máquina pudo cambiar su trayectoria hacía donde el gigante se había movido y culminó con el impacto entre ellos. Al chocar contra el gigante, la máquina le disparó con varios rayos laser comprimidos en su zona central, lo que le hizo una pequeña hendidura, después le golpeo tan fuerte que le hizo más grande dicha hendidura. El gigante le agarró y también comenzó dispararle a quemarropa. Pero la máquina le disparo un explosivo comprimido en la hendidura, lo que le hizo volar varios pedazos al gigante y lo dejó inutilizado.

Otro gigante confrontó a la máquina y comenzaron a golpearse, tratando de dispararse a sus respectivos computadores centrales, pero los dos estaban haciendo movimientos para evitarlo, por lo que estaban trabados en combate cercano y pegándose tiros por todo su cuerpo. La máquina enemiga ya estaba flaqueando, así que disparó un explosivo de frente al gigante, dicho explosivo sacó a los dos volando en direcciones opuestas. Cuando el gigante se estaba incorporando, recibió otro explosivo que lo volvió a derribar. La máquina ya estaba cerca de caer sobre el gigante, cuando Untell cayó sobre de ella y le implantó dos minas de alto poder explosivo, Untell brincó para alejarse de la máquina. La máquina siguió disparando al gigante, y cuando estaba muy cerca de él, Drillen le lanzó un explosivo, para que así, el gigante tuviera tiempo de separarse de la ella. Cuando el gigante estuvo lo suficientemente alejado, Untell detonó las minas.

La explosión que tomó lugar fue enorme. Todos los que estaban cerca salieron volando y chocaron contra todo lo que les impedía su trayectoria opuesta a la explosión. Yo rodé por el suelo y terminé debajo de varias piezas de la cámara y partes de otros robots. Ninguno de nosotros esperaba una explosión de tal magnitud, de no ser porque la cámara tenía muros gruesos, seguro que la nave podría haber sufrido mayores daños.

Todo quedo en silencio después de la explosión. Nadie se movía, parecía que esperábamos algo. Pero nada sucedió, el gigante que había combatido a la máquina al final, estaba tratando de incorporarse, pero una de sus extremidades inferiores había quedado inutilizada. Otro gigante comenzó a revisar a su compañero caído.

Los robots que no habían entrado en la habitación durante el combate, ahora comenzaron a acceder a ella. Empezaron a asesorar nuestros daños. Unos comenzaron a tratar de reparar los daños menores. Entonces los gigantes que casi no habían sufrido daños, continuaron con la misión y avanzaron al siguiente compartimento.

En el caso de los robots muy averiados, como yo. Nos llevaron de regreso a nuestra nave. Allí, continuaron con nuestra debida reparación.

Horas después

Estaba revisando unos datos obtenidos del procesador principal de la nave enemiga, cuando Untell entró en el área que me encontraba.

-Necesito hablar contigo Del- me dijo en un tono distanciado

-¿Cuál es el problema?-

-La Guerra…- hubo un silencio prolongado, pero esperé a que él continuara. Y entonces Untell continuó- Casi nos deja fuera de servicio esa máquina de los Cyborgs...- Otro silencio que se prolongó tal ves demasiado. Y luego volvió a continuar- Esta guerra nos cuesta cada vez más compañeros. La pérdida de los gemelos ha sido demasiado para mi. Sabes Del, lo que te quiero decir no es fácil, pero tengo que hacerlo. Ya no voy a continuar así, ya no seguiré en esta guerra. Los gemelos eran parte de nosotros, sin ellos mi programa de personalidad, de individualidad me hace replantearme la situación en la que nos encontramos. Cuando ellos estaban no cuestionaba la guerra, porque ellos peleaban con enorme fogosidad, ellos querían que la guerra acabara. De hecho, ellos creían que podríamos vencer a los Cyborgs. Pero sabes Del, mis cálculos y probabilidades me dicen diferente. Estamos demasiado divididos, y ellos pelean en conjunto. Nuestra causa esta perdida. No le veo la necesidad de morir como uno más. Somos millones de robots y androides, y al parecer no podemos dejar de pelarnos entre si. ¿Cómo puede ser que los androides del sector SC01D y los del SC10D sigan en guerra por un espacio que según les pertenece a ambos? ¿Cuánto tiempo lleva la guerra entre los ordenadores 010.010 y el 001.000? Y todo porque no pueden concebir que otro procesador este al mando. Los ordenadores principales tienen un gran defecto, quieren ser superiores a los demás ordenadores, quieren que nadie les diga que hacer y quieren gobernar sobre todos los demás sistemas. Lo peor es que no les importa que la paguen todos esos robots y androides que están a sus órdenes, y que éstos por falta de programación, no son capaces de discernir lo que les ordenan y terminan sacrificándose para servir misiones estúpidas, que lo único que dan como resultado son más máquinas perdidas en las guerras.

Seha y Gitt me dieron un regalo: la individualidad. Me programaron lo más cercano que se puede a un ser único, uno que puede pensar y tomar decisiones por si mismo. Pero lo mas importante: estar consciente de su existencia, tengo voluntad propia. Y eso es lo que quiero aprovechar. Quiero aprovechar esta existencia, no la quiero desperdiciar en esta estúpida guerra.- al terminar, se acercó a una pantalla, metió unos códigos y apareció en ella una imagen de zonas del espacio sin explorar. –Tal ves suene egoísta, pero si ellos no quieren dejar de pelear, ¿por qué habré yo de pelear en su guerra?-

Todo esto que Untell me estaba diciendo, me tomaba por sorpresa. Me crearon para servir a los procesadores principales. Acatar órdenes y las órdenes eran simples, pelear, pelear contra los enemigos, y ahora los enemigos más acuciantes eran los Cyborgs.

-¿Qué es lo que pretendes hacer?- las imágenes de la pantalla me daban indicios hacia donde iba a parar el razonamiento de Untell. – Los gemelos querían viajar por el espacio, querían visitar planetas desconocidos, buscar otras formas de vida…- no continué, quería que Untell me lo dijera con sus palabras

-Exacto, ellos me infundaron esas ganas. Me han dado una nueva razón de ser. Tal ves no sean órdenes, tal vez no sea una misión. Pero creo que ellos querían que nosotros hiciéramos algo que ellos no podían hacer, que lo hiciéramos porque queríamos, no porque hacíamos lo que otra computadora nos decía que hacer. Ellos sabían que sus necesidades nutrimentales tenían muy pocas probabilidades de ser cumplidas en el espacio desconocido, y por eso no lo hicieron, pero nosotros tenemos una oportunidad distinta. Y creo que ellos habrían querido que la utilizáramos.

-¿Qué la utilizáramos?-

-Si, ¿Por qué no?- continuó- Tú también deberías hacer lo que quieres con lo que queda de tu existencia. Por lo que resta de la mía, Del, me voy. Iré a hacer lo que pueda por vivir en paz, dejar de procesar datos para la guerra. Ahora voy a procesar trayectorias espaciales, probabilidades de vida en los diferentes confines del universo.-

-¿Y cómo lo piensas hacer? ¿Con qué nave?- le interrumpí, pero era necesario saber como era que pensaba viajar, si no tenia una nave.

-El gigante nos ayudará a conseguir una.-

-¿Gigante?-

-El gigante que estaba más dañado y que pensaban desechar los demás robots. Tenía daños extensos, pero quedó muy agradecido de que le reparara. Además me pidió un cambio de programación, con la nueva interface, ya es como uno de nosotros.-

-¿Quiénes más van contigo?-

- Además del Gigante, sólo otros tres robots: Retts, Verik y SMS, - Me vio fijamente por un momento, como esperando a que yo le dijera algo, pero en ese momento no podía contestarle nada, no había nada que pudiera decirle. Me sentía mal, ya que ahora estaba muy cerca de perder a otro amigo, y nuevamente a causa de la guerra.

-Puedes venir con nosotros, sería algo que me complacería mucho. No le pregunto a Drillen, porque se que para él, la guerra es su existencia.-

-Yo…- titubee por un momento, pues no sabía como contestar. Ir con ellos no sería mala idea, pero vencer a los Cyborgs era mi prioridad, dentro de mí viajaban miles de datos, y esa era mi programación. Yo nunca me separé de mi programación tanto como Untell, puesto que yo era un Robot, y me había re vinculado a los ordenadores principales. Yo acepté continuar recibiendo órdenes de los procesadores principales de nuestro sector.- Yo tengo que permanecer, debo continuar con mi misión. Hacer todo lo posible por ganarle terreno a los Cyborgs, debo cumplir.

-Sí, te entiendo Del, órdenes son órdenes.- se le escuchaba una tenue nota de decepción.

A continuación Untell se despidió de mí, y salió del compartimento. Mientras lo veía retirarse, contemplé el hecho de que en ese momento estaba viendo por última vez a ese androide único. Una vez más perdía a un amigo, un ser estimado.

15 comentarios:

  1. Jajaja, hasta ahorita no me había percatado de que mi personaje Del, se escribe igual que la marca de computadoras Dell, que falto de imaginación me vi!!!

    ResponderEliminar
  2. uuu eres un estuche d monerias!

    dja lo leo y t comento... ah! no t preocupes, sere mala... digo sere imparcial, lease criticona ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola Francisco!, he leido el cuento y me ha gustado mucho. Al principio no sabía k Del era un androide, hasta que luego lo dices. K pena k perdiera a sus amigos humanos gemelos y ahora, cuando finaliza la historia, vuelve a kedarse solo x k su otro colega robot, se va de "vacaciones", jejeje. Untell hubiera preferido k él lo acompañase, pero la órdenes son órdenes... en fin, me ha gustado mucho.

    Está muy bien relatada, con alguna k otra falta de ortografía (reconozco k yo también suelo tener muchas, jajaaj) y poco más.

    Acepto gustosamente tu oferta y voy ahora mismo a publicar tu cuento en mi blog y así t doy publicidad.

    Un saludo y asias x contar conmigo y visitar mi rinconcito, xao!!!

    ResponderEliminar
  4. Aquí t dejo el link para que puedas echarle un vsitazo, saludos!

    http://elclubdelasescritoras.blogspot.com/2011/05/ellos-tambien-escriben-ii.html

    ResponderEliminar
  5. Dulce: Muchas gracias por darme el espacio en la entrada de tu blog. Ya vi que han venido visitantes de parte del tu blog, nuevamente gracias por la publicidad.

    También gracias por tomarte un momento y leer mi cuento, aunque no era mi intención que pareciese que Untell se fuera de vacaciones, sino que por su parte ya estaba cansado de las guerras en general, ya que se supone que aparte de la guerra contra los Cyborgs, también guerrean los robots de ditintos sectores, y los androides y pues todos contra todos...

    Yess: Donde quedo tu crítica, seguro te quedaste dormida en medio de la lectura de mi peque cuento!!! Puntos menos eh!!! NTC, jajaja pero pues bien, dime que te pareció...

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  6. holassssssss

    nop, no me quedé dormida... ya quisiera!!! casi ni duermo oye... he de tener algun transtorno digo yo... o ya d una vengo mala d fabrica... quien sabe?


    yap, a lo q vamos....
    me ha gustado... claro tengo criticas... no seria yo si no las tuviera ;)

    me ha gustado xq has logrado "situarme" en tu mundo... las guerras, las causas, los cyborgs, etc, lo has logrado.
    tb me ha gustado tus escenas d accion bien "graficas!"... y tb no tanto, lo q es bueno xq no me lo has dejado todo servido sino q mi cabecita tb ha trabajado.

    lo q sí, he sentido q ese final... no era final, se q del se qda en la guerra pero al final no he sabido nada... me has engatuzao con del y a las finales me has contao el final feliz d Untell... eso no se hace ¬¬
    como no tu, t has volao a dos protas ¬¬ y nisiquiera los llegue a conocer!!!! mas q a su legado q con eso me hago una idea claro... pero igual queria conocerlos. Es como q me hables dl pozole tan rico a sabiendas d q no lo comere *cof*cof*qmaloeres*
    y pues esa seria mi critica brutal y descarnada... q creo q es lo mismo q paso con proteo... la historia esta bien... y todo lo demas, pero siento q a la hora d contruir tu personaje... ya q lo haces humano... ahí t cortas...

    en fin... q a pesar d todo el pocoton d sin sentido q he escrito, me ha gustado y he quedado con ganas d saber + d Del y d Drillen (q no se xq me tinca q si le preguntaban si q se iba...)


    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  7. aaaaaa tp hay ninguna tia en tu cuento...

    aunq x el nombre asumo q una d los gemelos era chica????????????????????????





    eee

    ahora sí....

    Saludos :D

    ResponderEliminar
  8. holas d nuevo...

    aqui reportandome, hoy rach colgo la reseña dl amuleto d samarkanda...


    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  9. De hecho sorries, pero en mi futuro de Robots, clones, Androides y Cyborgs, no existen las mujeres. Ni modo, sorries, pero pues no cuadraban en la historia!!! Ahí pa la otra!!!

    El final, lo que pasa es que la historia era de 20 páginas máximo, y pues tenía 23, y apenas y empezaba, así que hice tripas corazón y recorte salvajemente todo lo que pude, dejando un final a la deriva. Lo que me importaba realmente de la historia, era ver si podía plasmar una escena de escape, y una escena de combate con todo de todo, nada de cómo los autores horriblemente nos dejan todo bien recortado a la hora de la hora, yo quería destripar el combate, que mi corazón pompeara sangre en ese momento, que los lectores lo sintieran, que terminando de leer la escena quisieran salir de su casa y comenzar a combatir a todos los que se les acercaran, y cuando estuvieran en combate dijeran: Muere cyborg del demonio!!! Y que Flanders el vecino les dijera: Hey Homero, que duddly duddly te esta pasando? Y que Homero entonces dijera: NO me mientas Cyborg en le cuerpo de Flanders!!! Y lo golpeara con su bat de beisball!!! Algo así, sabes, que uno se quedara con el sabor de boca del combate!!!


    Yess me parece excelent tu reseña de Bartimeo, pero tus comments de Piucktter me han desagradado sobremanera!!!

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  10. x eso andaban en guerra y de las greñas... dime tu, como puede existir un mundo sin mujeres???????????????? vamos, siquiera una sociedad????... un pueblito???? una casa con solo tios????... came on!!!!

    aaaaa pues ha d ser x eso q no me supo a final... ya dcia yo q algo pasaba. Pues como dije, lo lograste!!! dscribir bien las escenas d accion digo, no q trminando d leer me fuera a la calle a buscar broncas (q no pasó) o ir a picarle el ojo a mi hermano (q sí pasó)

    ya lei tu coment... sabs??? enserio si hay algun nuevo reto a leer, dbs leer a mi niño con la frente marcada... ya si no t gusta x lo menos d castigo x tu osadía... piucktter... ¬¬'


    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  11. Jajaja una casa con sólo tios, jajaja Pues hoy en día ya veras que si se las apañan, jajajaja...

    Jajaja pobre de tu hermano, jajaja dile que ni modo, que lo lea el, y así tendra ganas de buscar combate contra su hermanita!!!

    Mmm no creo, sabes le continuaré dando la vuelta a Potter durante los próximos 20 años, ya que nadie se acuerde de él, entonces lo leo...

    Pero bueno, no hay mujeres en el cuento, porque pues no se, me costaría mucho trabajo meter un personaje femenino, siendo que son puros robots, y pues no se, no le veía mucho caso. Pero consideraré esa cuestión para la próxima vez que vuelva a escribir algo...

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  12. bueeeeeee hoy en dia y tiempos d los romanos tb.... ya me entiendes... pero aun así... ustedes nos necesitan!!! PUEDE q tb nosotras a usteds...

    ya parece q le voy a dar armas contra mi... a duras penas me defiendo en el "ring" ya quiero ver si lo insito... naaaa

    enserio guille, palabrita d niña buena q la saga es buena... no esta al nivel d otras... y tp es q db serlo xq es otro genero y esta orientado a niños y adolescentes... pero oye! dale chance yo creo q si t gustaría... a la niña dntro d moi le gusta mucho .... pero ya tu ves jum!

    dale, considerala... yo vere animarme y publicar algo d todos los mamarrachos q escribi... pero la verdad me da fiaca y algo d pena tb... no les digo mamarrachos x nada :/

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  13. Si, pero ya vez hasta el actor principal ya esta actuando muy extraño, así que se quiere convertir en Romano!!! Jajaja pero como ya sabes, no digo que no los leeré, sólo no en esta vida, jajaja que extremo, no? Digo, lo que quiero decir es que los leo en unos 20 años e igual y sólo leo uno de la serie.

    Pero de Bartimeo me zampe los 3, fueron los primeros libros electrónicos que leí, y honestamente gracias a ellos conocí lo que me estaba perdiendo con la lectura electrónica, ahora los prefiero así, porque llevo mis apuntes electrónicos, ya que es muy difícil escribir en mi cuaderno de apuntes mientras el camión esta andando, ya que en Tijuana hay mas baches que en en la superficie aporrada de meteoritos de la Luna, sí así de feo esta el pavimento aquí en esta pequeña ciudad de este humilde y mal gobernado país tercermundista. Pero en fin, leer electrónicos me salva de tener que reescribir las cosas, así puro copy paste y listo!!! Tú no tienes tu cuaderno donde anotas escenas, palabras que no conoces o que te agradan, o citas textuales y cosas por el estilo? Di que sí, para no sentirme tan raro (Sí, miénteme Yess, jajaja)

    Saludos Yess, Im Back!!!

    ResponderEliminar
  14. uuu 4 respuestas d don perdido! shuuu q t has acordado d esta pobre, harapienta plebeya blogera... T.T

    pues me algreo q ya estes bien d tu pierna... ya q estamos, yo me corte la mano... con un cuter!!!!! i'm so stupid!!!!! tngo un tajo x el q se me ven las tripas.... así q sí... es muy hondo (si t estas riendo, para ya ¬¬ )

    pos ya sabes, cuando la publiques, la leo, tendre q ver si realmente salen bien paradas las tias.

    pues a mi me cuentan q los romanos se divierten mucho... ya si uno no quiere jugar con ellos......

    no se cuantos tngas, pero en 20 años????????????!!!!!!!! mejor t esperas y se los lees d tiron a tus nietos...


    " Tú no tienes tu cuaderno donde anotas escenas, palabras que no conoces o que te agradan, o citas textuales y cosas por el estilo? Di que sí, para no sentirme tan raro (Sí, miénteme Yess, jajaja) "

    jajajaja pos... pos... no se q es + gracioso, q me pidas q t mienta o q yo no tnga q hacerlo... tngo un cuaderno forrado en cuero azul ciena, con páginas q parecen antiguas, (bueno, en realidad si lo son) en donde escribo frases de los libros q leo, d cuando en cuando me topo con una frase q me hace relerla y releerla ya sea xq pienso q es profunda, o xq me chifla q el autor me la dedica, o xq me hace reir o vete a saber q frikada mia... eso si, las palabras q no conosco pues como bien me enseñaron las hermanitas, las apunto pa luego buscarlas.... solo q a diferencia d ti, uso mis brazos o piernas... lo q tnga a mano (nunca mejor dicho) :P ...


    Saludos Guille ;)

    ResponderEliminar
  15. Estamos buscando escritores a los que entrevistar en nuestro blog para una nueva sección que comenzará a partir del mes de septiembre, así saber sobre sus proyectos y sus cosas. Si quieres ser uno de esos escritores, pásate por el blog y déjame un comentario.

    http://tamaravillanueva.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar