Reseñas Reseñas Por autor Reseñas por Titulo

miércoles, 8 de septiembre de 2010

"Robin Hood"

Título: “Robin Hood”
Autor: Walter Scott
Título Original: “Robin Hood”
Año en que fue publicado: Entre 1814 – 1830.


Aquí hay un pequeño detalle, en el libro físico que tengo, no viene la fecha de publicación como la de reimpresión (es de la editorial oveja negra y tiene una foto de Kevin Coster como Robin Hood). Busqué en varias páginas de internet y en ninguna se hace mención de que W. Scott hubiese escrito el libro. Conseguí el libro en formato digital y también hace falta la fecha de publicación, por lo que no estoy completamente seguro de que el libro sea de dicho autor.


“… -Antes de responder a la amistosa propuesta que se me ha hecho –replicó Pequeño Juan- quisiera advertir ligeramente a mi adversario: no soy vanidoso respecto a mi fuerza, pero he de decir que nada se le resiste; diré también que querer luchar conmigo es querer ser derrotado, es buscar una desgracia, una herida en el amor propio. Nunca fui vencido.
El soldado se echó a reír ruidosamente.
-Eres el mayor fanfarrón de la tierra, señor forastero –dijo el soldado -, y si no quieres que añada a este calificativo el de cobarde, lucharás conmigo.
-Ya que así lo deseáis, lo hare de todo corazón, maese Geoffroy. Pero andes de daros la prueba de mi fuerza, permitidme decir algunas palabras a mi compañero. Hecho esto, prometo utilizar mi tiempo en corregiros buenamente de vuestro defecto de impudicia.
-¡Pero no te vayas! –pidió Geoffroy con sorna.
Los presentes se echaron a reír.
Herido en lo más vivo por esta insolente suposición, Pequeño Juan se fue hacia el soldado.
-Si yo fuese normando -dijo el joven encolerizado -, obraría así: pero soy sajón. Si no acepté inmediatamente tu beliciosa oferta, fue por bondad. ¡Pues bien! ya que te burlas de mis escrúpulos, estúpido charlatán, ya que me alivias de toda conmiseración para contigo, llama al dueño, paga tu cerveza y pude vendas, pues tan cierto como que llamas cabeza a la torpe prominencia que se balancea entre tus dos hombros, tendrás necesidad de ellas inmediatamente…”


“… -¡Aquí estamos otra vez, señor guardabosque! –gritó el hombre, que no era otro que Geoffroy -. Voy a vengarme de un solo golpe de todo el mal que me has causado.
Pequeño Juan sonrió desdeñosamente, y cuando Geoffroy, tras haber volteado su hacha, intentó hacerla bajar sobre la cabeza del joven, éste, con un gesto rápido como el pensamiento, se la arrancó de entre las manos y la tiró a veinte pasos de él.
-Eres un miserable bribón –dijo Pequeño Juan-, y mereces la muerte, pero una vez mas tengo piedad de ti; defiende tu vida.
Los dos hombres, o mejor dicho, los dos gigantes comenzaron el terrible combate. Duró largo tiempo, y la victoria, incierta hasta entonces, se deicidio repentinamente a favor de Pequeño Juan, que, concentrado todo su vigor en un supremo esfuerzo, asestó un golpe con su espada sobre el hombro de Geoffroy y le hendió el cuerpo hasta el espinazo.
El vencido cayó sin exhalar el menor grito, y los dos campos rivales, que habían asistido en silencio a este extraño combate, miraron con espanto la terrible herida producida por el golpe mortal.
Pequeño Juan no se detuvo ante el cuerpo de su enemigo; levantó con mano firme su sangrante espada sobre su cabeza y atravesó las filas normandas como el dios de la guerra, de la devastación y de la muerte. …”




La historia se inicia en 1162 y termina aprox. en 1190. La historia trata de cómo Robin Head se convierte en el caudillo líder de los próscritos del bosque de Sherwood que todos conocemos como Robin Hood.

La historia no tiene tanta acción como cabría de esperar, tiene menos acción que la de “Ivanhoe” y ya recordaran que yo sentí que hacia falta un poco mas de acción en esta. Esta novela es escrita de cierta forma con una narrativa para todas las edades, esto es: la poca violencia que tiene no es muy descriptiva, y los personajes son muy misericordiosos, ya que tanto buenos como malos, ninguno tiene sangre fría, por lo que en muchas ocasiones esto permite a los personajes buenos escapar con vida de situaciones en las que seguro habrían de morir por heridas o encerrados en calabozos y a la vez los personajes malos como el Barón de Fitz-Alwine continua con vida debido a que los personajes como Robin y el pequeño Juan le perdonan la vida en repetidas ocasiones.
Tampoco observamos tan marcada la diferencia entre los Normandos y los Sajones como anteriormente lo vimos en “Ivanhoe”, y el personaje de Robin luce más en “Ivanhoe”. Pero lo que si llegamos a conocer es su extrema destreza con el arco, ya que en una ocasión logra derribar una saeta enemiga con una propia. Hay muchos personajes agradables, como Will Escarlata, hijo de Guy de Gamwell; el pequeño Juan, sobrino de Guy de Gamwell; el propio baronet Guy de Gamwell; la audaz Maude Lindsay hija del portero del castillo del Barón de Nottingham Fitz-Alwine; el hermano Tuck, quien es gracioso, el padre adoptivo de Robin; Gilbert Head (que de aquí se supone viene el apellido de Robin, inicialmente Head, no se comenta la situación, pero se cambia a Hood).

Se supone que Robin es el heredero del condado de Huntingdon, por lo que es un barón, pero por ciertas circunstancias es usurpado por el abad de Ramsay, William Fitzooth. El personaje de pequeño Juan es muy importante en la historia, tiene mucha personalidad, audacia y además el nombre que tiene es una burla, ya que él es de gran tamaño: mide 7 pies, y su fuerza es inigualable en esta historia. Will Escarlata es otro personaje muy leal a Robin, en diversas ocasiones esta dispuesto a dar su vida por este, además que es al que peor le va en la novela, ya que cae en manos de los normandos y se ve forzado a servir en el ejército del barón Fitz-Alwine por años. El hermano Tuck, quien también es de gran tamaño, es muchas veces altivo, y por ello paga en ocasiones. Tanto Tuck como Will Escarlata están enamorados de Maude, pero Maude a su vez esta enamorada de Robin, quien solo tiene ojos para Mariana la Hermana de Allan Clare, lo cual hace que Tuck de cierta manera tenga un desagrado por Robin, y por su parte Will comprende que Robin no es un rival y se contenta con tratar de ganar el aprecio de Maude con el paso de los años, tristemente cuando sus elogios van a ser recompensados, cae capturado por los cruzados.

Esta es una novela amena, muy corta, por lo que como en otro blog se menciono podría ser un “libro de transición”, en lo que consigues otro, porque en menos de una semana lo acaba uno de leer. A mi me agrado, porque tiene lo suyo la historia, tal vez no tiene mucha acción, pero tiene suficientes personajes como para mantener al lector satisfecho durante la trama.

2 comentarios:

  1. Después de mucho buscar, esto fue lo que hallé:
    El verdadero autor original de este manuscrito fue Alejandro Dumas padre, en Francia. Dumas basó su texto en uno más largo de Pierce Egan, hijo de un editor londinense del mismo nombre. Aparentemente los colombianos de Oveja Negra no vieron con buen gusto de que un francés hubiera escrito sobre un tema de Inglaterra, por lo que decidieron darle el crédito al autor de Ivanhoe.

    El libro publicado de Oveja Negra es esencialmente la primera parte en la cual Dumas dividió su interpretación (publicada tras su muerte en 1870) del texto de Egan, por lo que yo especulaba que iban a hacer una segunda parte, pero en 1993 me vine del Perú a EE UU y mi mamá dejó de comprar libros. Noto también que hay una parte cortada del final, pero esa te la dejo.

    El texto original de Pierce Egan, con ilustraciones del autor: http://books.google.com/books?id=hegBAAAAQAAJ&printsec=frontcover&dq=robin+hood+and+little+john&hl=en&sa=X&ei=8DIiT4eBCYWL0QHV0rWACQ&ved=0CDYQ6AEwAA

    La primera parte de Dumas (re-traducida al inglés por Alfred Allinson en 1904): http://books.google.com/books?id=QVcPAAAAQAAJ&pg=PP11&dq=prince+of+thieves+dumas&hl=en&sa=X&ei=ikciT8S7Dcrf0QGTs7DkCA&ved=0CF4Q6AEwCA

    La segunda parte de Dumas, lo mismo: http://books.google.com/books?id=S1cPAAAAQAAJ&pg=PA86&dq=robin+hood+the+outlaw+dumas&hl=en&sa=X&ei=HUgiT5nEE4rj0QHT5MGwCA&ved=0CDoQ6AEwAQ

    Los libros son gratis porque gracias a Dios fueron escaneados y ya no se pueden conseguir en librerías.

    ResponderEliminar
  2. The Surge: Muchas gracias por sacarme de esa duda, yo solo me habia dado cuenta de que el autor no era Walter Scott porque no estaba en su bibliografia, y no crei que fueran a olvidar que habia escrito un libro, y sobretodo que se titulaba Robin Hood.

    ResponderEliminar